no place like home

Más reciente

los archivos de indie.cl :: Ego Sum: Bullying. :: Mayo 2010

Ego Sum: Bullying.

Uno de nuestros colaboradores escarba en su pasado de niño intimidado y saca cuentas de la responsabilidad que no sólo recae en otros niños, sino también en los adultos que decidieron que esto era normal.

Ego Sum: Bullying

Por: Rodrigo Arenas.

En estos momentos, parece que la discusión a nivel legislativo respecto al tema del bullying está entrando a tierra derecha. Pero, más allá de las posibles implicancias legales respecto a este delito, están las miles de historias detrás de esta palabra foránea de ocho letras. Una de ellas es la mía.

Para complementar: tiempo atrás escribí en este mismo medio un artículo llamado “Facebook y mis ex-compañeros”, en el que trataba de explicar (y explicarme) por qué había decidido no asistir a la reunión de mis ex compañeros de colegio. Sin duda, faltaba una pieza clave: aquí está.

Primero que nada, no es fácil hablar públicamente de que has sido víctima de bullying. Te coloca en una posición de objeto raro de museo, y muchas personas pueden calificarte de débil, de que eres incapaz de superar el pasado, en pocas palabras, que eres un tipo amargado. Al tipear el título de este artículo este sábado frió, solitario y gris, he decidido asumir este costo.

¿Por qué asumir dicho costo? Lo hago por los que trabajan con niños que son victimas de bullying, por los padres de los chicos que son el hazmerreír del colegio, por los que en general no entienden bien de qué se trata todo esto y, por supuesto, por las víctimas del pasado, el presente y el futuro. Si a alguno de ellos les ayudo a entender este problema y sus alcances, consideraré mi tiempo bien invertido y mis palabras bien escritas.

Yo no entiendo cuándo ni cómo empezó toda esta animadversión contra mí en mi entorno escolar. Es un buen dato agregar que estudié en el mismo colegio durante toda mi vida escolar, por lo que mi historia se desarrolla de manera lineal, aunque mis recuerdos me traicionan y a veces sólo puedo vislumbrar una madeja de hechos.

Creo que para entender el origen del problema hay que reunir una serie de datos claves. Yo era un niño muy mateo, responsable, siempre ordenado y diligente, y a la vez tímido, malo para los deportes, malo para las travesuras y malo para los garabatos. Claro, en un entorno de un colegio de varones en el norte de Chile, en una ciudad minera, inmediatamente caí en esa categoría llamada “bicho raro”. Además, los profesores se dedicaban a destacar mis logros constantemente, y la envidia empezó a llenar el aire del salón. Otro elemento clave fue el que yo tuviera la piel tan blanca, producto de mis nulas idas a la playa, lo que en una ciudad costera era algo de lo más extraño. Incluso algunos adultos, no se si ingenuos o ignorantes, pensaban que yo estaba enfermo o que incluso era albino.

Todo esto fue como una maraña que se confabuló para que yo empezara a ser molestado, amenazado y golpeado por mis compañeros de curso, especialmente durante los cuatro primeros años de enseñanza básica. Uno de mis recuerdos más vívidos fue el de un compañero rubio que me dijo, a fin de año, que si en el próximo regresaba igual de blanco me iba a sacar la chucha.

Ante todo esto, uno puede adoptar diversas posiciones. Yo pasé por todas durante esos 12 años: ignorar los ataques siendo estoico, defenderme ante ellos, y sumarme a la vorágine del bullying, lo que en un tiempo trasladé a mi entorno familiar, causándole a mi hermana un daño tan grande como el que me habían causado a mí. Claro está que mis compañeros también fueron cambiando, y la violencia física fue desapareciendo con los años, en especial al llegar a la educación media. Por otro lado, los sobrenombres y las burlas fueron tomando un carácter más jocoso que malintencionado, en especial cuando el curso se renovó en la media. Pero ahí empecé a darme cuenta de lo mucho que me había afectado todo lo vivido anteriormente, porque me sorprendía que muchos de mis nuevos compañeros empezaran a tratarme como a un congénere y no como un mono porfiado al cual hay que agredir hasta que, por fin, se derrumbe.

Tengo muchas imágenes en mi memoria. Una vez no aguanté más y me puse a llorar y gritar en pleno salón, e inmediatamente muchos de mis compañeros se acercaron a mí, asustados, a preguntarme qué me pasaba. Muchas veces me tragué la rabia y los deseos de golpear a todos con mi más absoluta furia. Pensé en suicidarme. Recuerdo que todos mis compañeros usaban zapatillas y ropa de marca, por lo que yo y mis Dolphin fuimos objeto de burla durante bastante tiempo, algo que ahora me parece insólito en un colegio que se califica como “católico”. Llegué a pedir a mis padres que por favor me cambiaran de colegio, y hasta el día de hoy me pregunto qué pasaba por la cabeza de ellos las pocas veces en que me atreví a contarles que era el hazmerreír del curso. Me encerré en mí mismo, busqué refugio en libros y en el cine, y dudaba de cada sugerencia o idea que salía de la boca de mis compañeros. Me aislé, y ese aislamiento nunca acabó del todo, incluso ante los nuevos compañeros de la media con los que, por vez primera, empecé a compartir ciertas visiones de mundo.

Y recuerdo también historias ajenas que vi o llegaron a mis oídos. Recuerdo a esa niña de ascendencia aymará del colegio de mi hermana, cuya madre era discriminada por el resto de los apoderados y que terminó por sacrificar una educación académica de calidad a cambio de su paz mental. Recuerdo a un compañero cuya enfermedad (leucemia) fue objeto de burla de muchos de los que compartieron una sala de clases conmigo. Y también recuerdo a los profesores. Algunos, en los que encontré respuesta cuando me desesperaba ante lo que sucedía. Otros, que incluso fueron parte del bullying, incentivando los sobrenombres e incluso castigando físicamente a algunos compañeros como parte de una “innovadora y avanzada técnica disciplinaria.”

Y es en éste momento de la escritura que me obligo a hacer un salto al presente. Puedo aceptar muchas cosas, pero lo que no puedo aceptar es que muchos de mis compañeros del colegio consideren aún chistoso el hecho de que un par de profesores hayan utilizado las patadas dentro del salón de clases, e incluso se manifiesten, hoy en día, dispuestos a recibir una. ¿Es que no han entendido de qué se trata todo esto? Yo, no voy a volver a una reunión de ex compañeros de colegio a que me reciban tapándome de sobrenombres y burlas, cosa que incluso fue incluida como ingrediente básico de dicha reunión, o en la que tenga que enfrentarme a profesores que hicieron caso omiso de mis llamados de auxilio, docentes que han sido invitados especiales a dichas reuniones.  No más. Y no estoy dispuesto a tratarlos a ellos de la misma manera, saludando con apodos y rememorando viejas burlas. Porque, a pesar del tiempo y las experiencias transcurridas, yo aún me declaro un resilente en ciernes. Simplemente, no he podido superar todo esto.

Y es que el bullying ha influido en mi personalidad hasta el día de hoy. Aún me es difícil confiar y abrirme hacia el otro, y también la confianza en mí mismo la veo resquebrajada. Innecesariamente, muchas veces ando a la defensiva, como si alguien quisiera hacerme daño por el sólo placer de hacerlo cuando, en realidad, dicha amenaza no existe. Sin embargo, como lo que no te mata te hace más fuerte, coseché otras cosas. Mi desprecio absoluto ante todo tipo de racismo nace de todo esto. En este momento de mi vida, le doy infinitas gracias a todos los que contribuyeron con sus agresiones a que yo odiara la discriminación en todas sus formas, pues ha sido un factor importante en el hecho de que yo haya logrado reconstruirme de nuevo y mejor y que incluso lograra encontrar, parafraseando al gran Cerati, “eso que llaman amor”. Y, aunque hubo otros factores involucrados, creo que toda esta experiencia influyó en mi opción por estudiar Pedagogía. Aunque no ejerzo actualmente en el área, todas las veces que hice clases di mi 100% para sacar el bullying tanto efectivo y potencial fuera del salón. Muchas veces intenté, no sólo yo sino que la mayoría de mis colegas, lograr que los niños pasaran de molestado y molestador, a una relación de amistad. Porque es muy triste no contar con una pieza del pasado que muchos seres humanos añoran y extrañan.

Mi proceso de autodiagnóstico y curación empezó cuando, luego de finalizados los doce juegos, emigré a Santiago. Este viaje a la capital de Chile que aún no termina tuvo diversos motivos, pero no puedo negar que me atraía la idea de dejar todo el pasado atrás, aunque en parte pagué con el costo de no seguir mi vocación fundamental. Aquí conocí y conozco a gente maravillosa que, sin saberlo ni proponérselo, contribuyeron de manera sustancial a mi reconstrucción como persona, tanto en la universidad, como en los diversos espacios de trabajo por lo que he transitado y transito actualmente. Me enseñaron a confiar de nuevo en otro, me enseñaron que la amabilidad existe y sobre todo, empecé a confiar en mí mismo, me di una nueva oportunidad y empecé a construir una identidad con nombre y apellido. Lamentablemente, Santiago no está tan lejos de Antofagasta, por lo que a veces el pasado me persiguió, y me encontré una vez con un ex compañero que conoció a mis nuevos amigos y les contó mi pasado, en especial mi historia como objeto de burla, riéndose a carcajadas de mí sin saber que yo lo escuchaba todo desde la pieza del lado del hogar universitario. Quise hasta asesinarlo, lloré a pesar de mi segundo año de universidad, pero mis amigos santiaguinos no hicieron mención nunca del tema.

Actualmente, tengo contacto sólo con tres ex compañeros del colegio, entrañables amigotes que me acompañaron en el migrar hacia Santiago. Del resto, ni idea, sólo me han llegado por Facebook invitaciones a reuniones, a las que siempre he dicho que no, y por las que me entero de los detalles que he expuesto anteriormente. Por mi parte, yo aún no tengo la fuerza para mirarlos a los ojos de nuevo. Yo aún me pregunto ¿qué error cometí para que pasara todo eso? Definitivamente, no estoy preparado. No todavía.

Otras historias de bullying, lamentablemente hay muchas más:

http://www.terra.cl/actualidad/index.cfm?id_reg=1420287&id_cat=302&titulo_url=Madre_revela_calvario_de_menor_victima_de_presunto_bullying_en_colegio_de_La_Florida

http://www.elpais.com.co/paisonline/calionline/notas/Mayo172010/3intimi.html

http://www.telecinco.es/informativos/internacional/noticia/100020427/Un+adolescente+se+suicida+tras+ser+acosado+a+traves+de+Internet

http://www.terra.cl/zonamujer/index.cfm?id_reg=1422045&id_cat=2007

http://www.radiobiobio.cl/2010/05/07/nina-de-10-anos-recibe-golpiza-de-sus-companeros-en-temuco-en-nuevo-caso-de-bullying-infantil

:: mi participacion en la revista de poesia Botella del Naufrago :: one of my poems included in the e-zine “Botella del Naufrago” ::

descargar desde scribid, o desde el link de la revista http://revistabotelladelnaufrago.blogspot.com/

el poema incluido es parte de mi proyecto de reescritura de “A partir de Manhattan” de Enrique Lihn.

download it from scribd, or go directly to the link of the e-zine http://revistabotelladelnaufrago.blogspot.com/

this poem belongs to my rewriting proyect of the book “A partir de Manhattan” (“From Manhattan”), original from Enrique Lihn.

los archivos de indie.cl :: Vintage: Zapatillas animadas de ayer y hoy. :: octubre 2008.

En indie.cl teniamos una seccion llamada Vintage, en la que explorabamos el pasado en torno a un articulo. Este fue uno de los articulos mas exitosos.

:: publicado originalmente en octubre del 2008 :: las fotos son las que originalmente acompañaban al texto ::

Rodrigo Arenas se sumergió en su armario, y esta semana nos trae los hitos de la historia de las zapatillas. Averigua si aparecen tus favoritas.

 

Vintage: Zapatillas animadas de ayer y hoy

Por: Rodrigo Arenas.

¿QUÉ?
¿Qué será lo que sucede con esos dos pedazos de plástico y cuero pintados que amarramos a los pies a diario en Chile? Ante que cualquier otro objeto, las zapatillas parecen definirnos en rango etéreo, nivel social, tribu urbana de pertenencia e ideología cultural. Muchos guardamos malos recuerdos de infancia, cuando fuimos discriminados por usar zapatillas baratas, en vez de las que estaban de moda… Urbanas por excelencia, algunos modelos de zapatillas son apetecidos por muchos; otros, son recordados con nostalgia en el tobillo.

¿CUÁNDO?
Las zapatillas, tal como las conocemos hoy, empezaron a ser fabricadas en Estados Unidos a fines del siglo XIX, aprovechando el gran descubrimiento de Charles Goodyear: el proceso de vulcanización. Una de las primeras marcas fue Keds. Inicialmente planteadas como calzado deportivo, las zapatillas fueron expandiendo su rango de influencia, hasta convertirse en una prenda apta para toda ocasión y lugar.

¿CUÁLES?
Adidas Superstar: Esta humilde zapatilla de basketball jamás tuvo la intención de transformarse en un símbolo de la cultura pop cuando apareció en 1969. Desde entonces, ha tenido tantas vidas y mutaciones, que es casi imposible recorrerlas todas. Un gran empujón a su gran popularidad en el mundo del hip-hop la tuvo en los ochenta, cuando los clásicos RUN-DMC empezaron a utilizarlas y hasta le dedicaron una canción. Además, inspiraron la línea deportiva de diseñadores de pret a porter, como los tremendos Dolce & Gabbana.

Son las favoritas de este cronista y del dúo británico Underworld, a tal punto que la marca alemana bautizó la edición especial de las Superstar Aniversario 35 como “Underworld / Tomato” Otros confesos adictos incluyen a Moby, John Cusack, Good Charlotte, Jay-Z, Korn, entre otros.

Reebok Pump: Muy populares en los ochenta y principio de los noventa, hicieron furor entre los teenagers de la época, porque en la lengüeta tenían inserta una especie de bomba de aire que permitía, vía un intrincado mecanismo eólico, ajustar perfectamente la zapatilla al pie del usuario. Muchos pasaban horas jugando con la tonterita, incluso hasta hacerlas explotar, ocasión en la que el rostro del travieso quedaba empapado en talco para pies. Además, eran muy caras para la época. Sin embargo, luego cayeron en el más absoluto olvido durante una década. En este momento Reebok intenta reflotarlas de nuevo.

Adidas Samba: Otra de Adidas. La samba fue concebida como una zapatilla para jugar fútbol indoor (léase una pichanga de barrio), pero se ha convertido en un elemento importante de la moda urbana. El modelo clásico, con las tres franjas blancas y en cuero negro, empezó a ser producido en 1950, con suela de goma para que se pudiera utilizar en partidos en los que la cancha era de material duro y agresivo. Luego, evolucionó en la Samba Millennium y la Samba ‘85. El modelo clásico aún se produce, bajo la línea Classic M.

Converse All-Stars: Debe ser, lejos, el modelo más popular en Chile, con diseños para todos los gustos. Pero pocos conocen su historia. En 1917, Converse decidió atacar el segmento del basketball, y empezó a producir esta zapa, como le dicen los españoles. La verdad, no pasó mucho, hasta que el jugador Chuck Taylor las eligió como sus preferidas. Tanto, que decidió dejar el deporte para trabajar en Converse supervisando el diseño y las ventas de las All-Stars, prácticamente hasta su muerte en 1969. Por eso, su nombre aparece en el parche de tus zapatillas, muchachita…Consideradas como el zapato deportivo más exitoso de la historia, las All-Stars han sufrido (y aguantado) todo tipo de reencarnaciones, con modelos tanto para la buena alumna del curso, como para el bajista de una banda underground. Son fácilmente intercambiables. Puedes utilizar un modelo azul en tu pie derecho, y uno rojo en el izquierdo. Es una sugerencia, no más.

North Star clásicas: Muchos creen que las clásicas North Star, esas blancas con franjas verdes, son un invento chileno. Siento decepcionarlos: se venden en todo el planeta. Es que, al igual que el pisco sour y el volantín (los puristas me van a matar por lo que voy a escribir), son de esas cosas que, siendo importadas, adoptamos en la memoria colectiva nacional de tal forma que las sentimos como propias. Y, en la fiebre vintage que ataca a esta franja de tierra desde hace unos años, este modelo volvió a ser apetecido, tanto, que Bata decidió producirlas de nuevo. Sin embargo, vivieron un oscuro período a inicios de los noventa, en el que llevar un par de éstas era un atentado a la moda. Sin embargo, ahora son de lo más cool, en especial en lugares como el Cine Arte Alameda, o las pautas de esta revista. La verdad, son bellísimas.

Línea Nike Air: Estas se ganaron su lugar en la lista por su popularidad en el mundo del deporte. Pero de moda, ni hablar. Nike se ha especializado en el basketball, y tiene algunos fans dentro del ambiente hip hop, pero en realidad, sus productos, como complemento para la noche del sábado, dejan bastante que desear.

 

Power rojas: Las Power de colores rojo y negro fueron concebidas como un modelo barato por la empresa experta en lanzar zapatos de bajos precios en el mundo: la checa Bata. Sin embargo, han sobrevivido al “crecimiento económico” y la siutiquería chilensis, y todavía marcan su presencia en las calles. Debe ser porque, como diría mi abuelita, son buenas, bonitas y baratas. Años atrás y desvergonzadamente, la marca Tigre produjo un clon.

¿QUE MAS?
Murieron con las zapatillas puestas: marcas difuntas.

- Zapatillas Doplhin, las más baratas, blancas con verde. Dolphito, para los peques de la casa.
– Las zapatillas Settia
– Las zapatillas Saturno (eran peruanas)
– Las zapatillas Alonso.

Chauvinismo nacional.
En los ochenta, muchos calzaron las zapatillas PUMA modelo Hans Gildemeister.

En el cine.
Las Nike de Michael J. Fox en “Volver al Futuro” son, lejos, el par más famoso del séptimo arte.

Que se queden en el olvido
Las zapatillas con luces, que se coordinaban con los pasos del que las usaba. Todo mal.

los archivos de indie.cl :: íconos del porno :: septiembre 2009 ::

Hurgando en mi viejo desktop, he encontrado los archivos de los artículos que escribí para la recordada revista indie.cl. Empezaré a re publicar los mejores, partiendo por este,que originalmente apareció en el numero 43 de la revista, el que estuvo dedicado al tema del sexo en general. Espero que disfruten (re)leyéndolo tanto como yo…

:: publicado originalmente en septiembre del 2009 :: las fotos son las que originalmente acompañaban al texto ::

Cine XXX: Iconos del Porno.

Rodrigo Arenas nos trae un compilado de las porn star más famosas de la pantalla y el laptop caliente. Eso si, los accesorios vienen por separado.

Cine: Iconos del Porno

Por: Rodrigo Arenas.

¿Qué hombre chileno no ha visto una película porno, una “cochina”? A fines de los noventa circulaban en VHS, y por lo general eran clásicas cintas de los setentas traducidas en algún país de habla caribeña. Luego Chile “creció”, y algunos pudieron acceder a cintas originales importadas de Norteamérica o Europa. Pero con la llegada del DVD e Internet, léase descargas Peer 2 Peer, el acceso a este tipo de cinta se facilitó, y de paso creció la fanaticada. Muchos de ellos recuerdan a ciertas actrices con nostalgia, candor y calentura; es por eso que hemos elegido a las porn stars más stars del sudoroso planeta del XXX.

LINDA LOVELACE: No me canso de hablar de ella. Fue la primera estrella del cine hot, la Orson Wells del porno. De la noche a la mañana se transformó en celebridad gracias a ese monumento fílmico llamado Garganta Profunda. No era muy agraciada de cara ni de cuerpo, pero sus dotes como felatriz nunca han sido superados. De hecho, son inolvidables. Y digo era, porque esta trigueña -que luego renegaría de toda su carrera- murió debido a un accidente automovilístico. Actualmente, una cinta sobre su vida, está en producción.

Cinta esencial: “Deep Throat” (1972)

TERA PATRICK: Esta trigueñaza empezó en el porno para financiar sus estudios universitarios, pero no dio la vuelta y se quedó en ella, para bien de las mentes calenturientas. Ya lleva casi una década de carrera, y habrá que aprovechar porque planea retirarse en dos años más (¡buuuu!). Sus ojos rasgados, su inocente mirada, su impresionante delantera y sus performances aguerridas le han valido un lugar en esta lista.

Cinta esencial: “Broken”
http://www.terapatrickfilms.com

JANET JACME: Mi negra favorita. Aunque tiene un cuerpo muy común y corriente para los estándares de la industria pornográfica, inolvidables son sus sonoros alaridos a la hora de rodar y la energía que desborda en cada toma. Fue la primera actriz afroamericana que logró el estrellato, y se ha mantenido en lo alto ya casi por veinte años, sin recurrir al bisturí. Tiene unos pezones de lujo. Y en su húmeda trayectoria jamás se ha atrevido con un lésbico.

http://www.janetjacme.net

JENNA JAMESON: Esta rubia (¡y que rubia!) es dueña de su propia empresa de películas, ha escrito libros y hasta cómics, y ha ganado cuanto premio existe en la industria del sexo. Sin embargo, aunque más parece una empresa, es una mujer de cuerpo impresionante, ojos azules y una mirada que quita el aliento. Bisexual, no actúa con compañeros de raza negra, y no sólo es considerada la más importante actriz porno de la historia, sino que es multimillonaria. Todo gracias a su sudoroso esfuerzo que ha animado las fantasías de hombres de todo el planeta.

Cinta esencial: “Blue Movie”
http://www.jennajameson.com

HOUSTON: No es atractiva, no es llamativa, no ha hecho una carrera brillante, sólo es una más del montón… sin embargo, a Houston la recordaremos siempre por protagonizar la mayor orgía de todas en “Houston 500″, en la que 620 afortunados pudieron conocer de cerca sus encantos…

Cinta esencial: “Houston 500″

SARAH YOUNG: Esencial dentro de la historia del porno, de delantera poderosa e incansable desempeño. Aunque es inglesa, no tiene nada de flemática, y estoy seguro de que todos la hemos visto por ahí haciendo sus travesuras en alguna cinta desvelada. Declara ser ninfomaníaca desde los 15 años, por lo que el negocio de la carne le quedó como anillo al dedo. Lamentablemente se retiró en 1997, y actualmente estudia derecho en Estados Unidos.

http://sarahyoung.com

SERENA: Mi preferida. Serena es al porno lo que Dimitri from Paris es a la música electrónica: puro glamour de ropa usada y de Martini en copa de plástico. De la mano de su inseparable pañuelo al cuello se enfrentó a los grandes desafíos que impuso la desperjuiciada y natural era del porno norteamericano de finales de los setenta. Con una piel blanca perfecta y apetito insaciable, se retiró en el momento justo, para convertirse en leyenda.

Cinta esencial: “Mai Lin versus Serena”.

REICHEL: No podía quedar fuera nuestra única representante nacional. De Reichel más que nada se agradece el entusiasmo y las ganas de hacernos sentir que tenemos una porn star en este lugar del mundo, a pesar de que posteriormente renegaría de sus cintas y buscaría el éxito en la arena política.

Cinta esencial: “Hanito, el Genio del Placer”.
http://reichell.tripod.com

Lanzamiento antologia VIOLENTISTA @ ICAL, SCL

Fotos y Extracto de Carlos Moran Garagay.

Este fue el Lanzamiento de Violentista, una pequeña reseña de esto;
“La Violencia, mas allá de su forma o de su gesto, es una demostración de desacato frente a la represión excesiva de estos tiempos. ¿ Cual es la verdadera violencia?, la de nuestros cuerpos casi frágiles, la de los chicos mas jóvenes colgados con furia en las llamitas de fuego afuera de sus liceos”. (Diego Ramírez Gajardo)
Esto es parte de lo que escritos expresaron lo que es un Violentista…..

Poetas participantes de la antologia

Rodrigo Arenas
Lina Aguirre
Karina Cárdenas
Gabriela Cruz
Daniela Ite Escárate “Dada”
Alejandro Godoy
Ninoska Guzmán
Camila Henríquez
Rodrigo Ortega
Arturo Pinto
Susana Rodríguez
David Yávar

+ Violentista, son unos libros objetos, que viene en cajitas /artefactos con juguetes de regalo para protestas y resistencia

Editado por Moda y Pueblo :: http://www.moda-pueblo.blogspot.com/

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.